Las Playas

Un poco de las playas paradisíacas que nos rodean

Playa del Outeiro

En cinco minutos caminando desde la Posada, la Playa del Outeiro revela su paisaje exuberante. Exclusiva, de arena blanca y con mar calmo y cristalino, es ideal para largas caminatas, deportes tranquilos con la familia y paseos en barco.

Playa del Espejo

Considerada una de las más bellas playas de Brasil, la Playa del Espejo queda a solo 600 metros de la Pousada Outeiro. De sus aguas azules nacen las piscinas naturales u los gigantescos acantilados blancos y rojos, como verdaderas pinturas. En las noches de luna llena, un mar de plata se hace delante de los ojos, garantizando un espectáculo a más.

Playa de los Amores

Cuando la marea estea baja, aproveche para descubrir la Playa de los Amores. Situada a 300 metros de la Pousada, este lugar encanta por la belleza. El agua transparente te invita a un baño, mientras que los acantilados, la arena dorada y el cielo azul forman el perfecta paisaje.

Trancoso

En coche, o por transfer, usted llega a Trancoso, ubicado a 23 km de la Pousada Outeiro. Además de las muchas bellezas naturales, usted encontrará construcciones históricas (la ciudad costera existe desde 1586 y es considerada una de las villas jesuitas más antiguas del mundo), tiendas, bares y restaurantes maravillosos. La tarjeta postal de allí es el famoso cuadrado, una plaza central colorida rodeada de esos establecimientos.

Caraíva

Caraíva es un pueblo donde se llega en barco o caminando; después del río los coches no están permitidos. La ciudad, que está a 22 km de la Posada, no tiene asfalto, el contacto con la naturaleza es lo esencial. Descubre la belleza del encuentro del río Caraíva con el Atlántico y prepárate para bailar forró y comer muy bien en los pocos restaurantes que están allí.

Subiendo el Río Caraíva, usted encuentra una genuina aldea indígena, paseo que puede ser contratado por allá mismo. ¡Si la marea permite, se organizan bajadas del río de flotador, los niños se divierten!

SUBIR